viernes, 22 de enero de 2016

Hablemos de sexo

Un blog de género está prácticamente obligado a hablar de sexo.

En este artículo, sólo trataré una primera aproximación del sexo en las redes.

Pero una cosa es hablar de ello y otra deberlo.

Obligaciones, violencias, genitalidad, identidad,... son términos con los que nos tenemos que ir acostumbrando.




Lo primero que me ha llamado la atención de la imagen es que aparecen dos de los colores característicos de este blog; por lo que parece que hay un principio de acuerdo en los colores cuando hablamos de sexo o género

No soy sexóloga, pero sí soy observadora de las redes. Y obviamente no es lo mismo #sexo que #género.

Otro detalle, puede que menor, es que los artículos de este blog utilizarán el femenino como genérico. Puede que no tenga ninguna importancia; pero seguramente, alguna neurona se acabará recolocando.

Los sucesos ocurridos en #Colonia abren uno de los debate más encendidos: la violencia sexual.




He escogido precisamente este tuit por el icono de la estrella de David con un fondo morado. Supongo que a más de una le habrá dado un golpe a la vista. Puede que el morado no vaya bien con todos los logos.

Tampoco es lo mismo sexualidad que genitalidad. A través de este tuit:




He llegado a esta imagen:




Para ser el primer artículo sobre el tema del sexo en las redes, creo que ya está bien.


Comentarios


Y tú, ¿cómo llevas todo esto?


Si te ha gustado el artículo, compártelo en las redes.

3 comentarios:

  1. Fantásticas las infografías querido ratón. Sin duda un tema de muchas aristas pero con la necesidad del respeto y la tolerancia como únicos ejes claros e indispensables.

    ResponderEliminar
  2. Fantásticas las infografías querido ratón. Sin duda un tema de muchas aristas pero con la necesidad del respeto y la tolerancia como únicos ejes claros e indispensables.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, lo importante es darse cuenta que en lo referente al sexo, la mente, el corazón y la entrepierna no tienen por qué ir en la misma dirección.

      Muy bueno tu artículo sobre 'La chica danesa'.

      Eliminar

Comenta con buen gusto y buen humor